jueves, 19 de febrero de 2015

Polvos translúcidos caseros 100% naturales

polvos3

Hace un tiempo descubrí que, en mi campaña de quitar tantos químicos de mi hábitos de belleza, podía elaborar mis propios cosméticos, con mayor o menor éxito y dificultad. Comencé con los pintalabios y los bálsamos labiales, cuya elaboración era sumamente fácil, cogí ímpetu, y dije ¡me gusta!! Así, me adentré en el tema de la cosmética, y comencé a elaborar mis propios polvos translúcidos y coloretes, y el resultado me tiene encantada.

Los bálsamos labiales caseros se han vuelto muy populares y por ello me he decantado por compartir hoy la receta de mis polvos sueltos, veréis qué sencillo, aromático y resultón!




La premisa de partida fue: los polvos comerciales contienen una barbaridad de componentes: zinc stearate, ácido sórbico, mica, talco, sodium dehydroacetate, la temida lista de los CI, etc etc... Hace falta tanto producto químico industrial para fijar el maquillaje y dar un buen aspecto a la piel???

Investigando mucho el tema, la respuesta fue contundente: NO. Y lo mejor de todo: es posible elaborar en casa unos polvos que hasta, si quisiera, me los podría comer, porque bastan 2 o 3 ingredientes que además son comestibles.

polvos2
almidón, canela, jengibre y arcilla verde


Los ingredientes que he utilizado son:

* almidón de maíz (maicena), será el ingrediente base para nuestros polvos, y es ideal para todos los tipos de piel, dando un aspecto perfecto

* cacao puro, da riqueza y ese aspecto ligeramente bronceado

* canela, también aporta un suave toque de color

* jengibre, para iluminar

* arcilla verde, por sus propiedades, e ideal para pieles con pigmentos rojizos, porque corrige el tono

* arcilla blanca, opcional

Como veis, podemos prescindir de algunos ingredientes y adaptar la fórmula a las características de nuestra piel y al resultado que buscamos. El cacao es ideal para potenciar el color y aportar un tono bronceado, la intensidad dependerá de la cantidad que incorporemos. La arcilla verde y la blanca también son opcionales, pero ambas aportan muchas propiedades y vale la pena incluir una pizca en la preparación. El jengibre aporta luz y la canela resplandor, por lo tanto es cuestión de ir probando y poco a poco agregando más de uno u otro ingrediente hasta obtener el tono deseado.

En mi caso, he utilizado 2 cucharadas de maicena, una cucharita pequeña de canela, una pizca de jengibre y una pizca de arcilla verde. Mezclé muy bien y pasé por un tamiz para obtener un polvo muy fino.

polvos1
son buenos y huelen bien!!

Un último consejo si vais a preparar estos polvos, haced poca cantidad, porque cunden mucho y es mejor ir probando con las proporciones de los ingredientes y jugando con las tonalidades hasta llegar al tono que realmente nos satisface. Os aseguro que después de utilizarlos os preguntaréis: ¿qué hacía yo usando polvos comerciales???



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...